Myanmar

En lo que Myanmar emerge de un pasado represivo, la iglesia crece a pesar de la persistente oposición humana y espiritual.

Líderes Cuadrangulares en esta nación predominantemente budista, recientemente recibieron noticas alentadoras: los legisladores derogaron una ley severa que le había permitido a regímenes militares previos detener a la gente sin cargos, silenciando la disensión.

Esta acción es la evidencia más reciente de que la persecución abierta disminuye cada vez más. Aun así, en años recientes, ministros Cuadrangulares han enfrentado arresto y encarcelamiento. Los cargos en su contra fueron retirados eventualmente, pero una resistencia de bajo perfil al evangelio sigue siendo un desafío al alentador crecimiento de la Cuadrangular, notablemente en el oriente del estado de Shan.

Una «persecución más leve» se ha levantado allí, nos informa Jason (apellido omitido por razones de seguridad), el misionero de área de Foursquare Missions International (Misiones Cuadrangulares Internacionales, o FMI) para el Sur de Asia. Dice que, «Hay menos libertad para viajar a nuevas áreas para evangelizar o para salir de otras áreas para asistir a capacitaciones de liderazgo para obreros en función».

Sin embargo, el evangelio sigue avanzando. Los obreros Cuadrangulares ya han llegado a más de la mitad de su meta de 150 iglesias en la región de Shan, parte del notorio «Triángulo Dorado». Incluyendo a las naciones limítrofes como Tailandia, el área es responsable por la mayor parte de la heroína y opio del mundo.

Aunque estas drogas eran mayormente exportadas por años, recientemente algunos narcotraficantes han estado cultivando un mercado local. «A los jóvenes les está afectando severamente, con algunas aldeas informando que la mitad de sus jóvenes están consumiendo drogas», dice Jason.

A pesar de esta resistencia, el reto es en última instancia una «fuerte oposición espiritual», especialmente en el área que sirve de hogar a los birmanos, el grupo étnico mayoritario que le diese al país su nombre anterior, Birmania.

Bautismo en Myanmar

Pero para las étnias minoritarias de Shan, «hay una mayor libertad para que el Espíritu se mueva». Jason lo atribuye a dos cosas: el budismo aún no está tan sólidamente establecido, y algunos en el área hablan de una antigua profecía de un visitante que vendría con un libro sagrado para que ellos lo siguieran.

Además, una señal de la mano de Dios en la obra en Myanmar es que las tensiones se están desvaneciendo entre los diferentes grupos étnicos en la pequeña población cristiana. La Cuadrangular ha ayudado en aquello con dos líderes de distrito aportando ayuda en el entrenamiento de otros con el programa de discipulado interdenominacional Alpha.

Entre los nuevos discípulos está un ex-sacerdote animista recientemente tocado por la oración. Como resultado, llegó a Cristo y Jason está seguro de que será una gran influencia en su comunidad. Jason dice: «A lo mejor se convertirá en pastor, como otros ex-sacerdotes animistas convertidos a Jesús».

Capacítese para Ser un Misionero 

es un escritor independiente que vive en Santa Rosa Beach, Florida.
Anuncio

Deja un comentario