Tammy Dunahoo

Si pretendemos cumplir la comisión de Jesús, no la podemos hacer a solas. Incluso Jesús sabía esto. Él levantó discípulos que se convirtieron en líderes, plantaron iglesias y empezaron movimientos del evangelio.

Hoy, nosotros como ministros también necesitamos procurar activamente el desarrollo de liderazgo, que es uno de los tres Objetivos Misionales fundamentales puesto en marcha a través del proceso de Re-imagina a la Cuadrangular.

¿Pero qué se necesita para cumplirlo? Tammy Dunahoo, supervisora general de La Iglesia Cuadrangular, aporta unas perspectivas cruciales y comparte su corazón en esta entrevista exclusiva.

¿Cómo define el desarrollo de liderazgo?

Para mí, liderazgo espiritual significa que hombres y mujeres aceptan la responsabilidad de su llamado y capacidad otorgados por Dios audaz y humildemente, para el bien de los demás.

Entonces, el desarrollo de liderazgo es la formación de por vida de estos líderes que moldea sus corazones, mentes y manos para cumplir efectivamente con el diseño de Dios. Lo abarca todo.

El corazón es la motivación. Abarca cada aspecto de la vida personal del líder. La mente es el conocimiento, es cómo uno piensa. Después, las manos son la acción. Se trata de las habilidades de uno, de tener la competencia para dirigir bien.

El desarrollo de liderazgo es una labor de por vida. Para abrazarla bien, tenemos que valorar el aprendizaje, crecimiento y la transformación de por toda la vida.

¿Por qué importa tanto este Objetivo Misional?

Estoy convencida de que si nos convertimos en una comunidad «deliberadamente en desarrollo», en la cual hacemos la salud y la formación de líderes nuestra más alta prioridad, entonces seguirán los otros dos Objetivos Misionales (Transformación de Iglesias y Multiplicación de Iglesias).

Digo esto porque creo que está en el corazón de cada líder el convertirse en todo lo que Dios ha querido y cumplir todo aquello que Él le ha asignado.

Pero se hará mejor dentro de una comunidad que ama, cree, se equipa y se desafía el uno al otro.

Cuando la gente bien equipada cumple Su plan y responde al llamado de Dios, el resultado será la transformación y la multiplicación de iglesias. ¡Puede suceder exponencialmente cuando lo hacemos juntos!

¿Cómo ha vivido personalmente este compromiso con el desarrollo de liderazgo?

Siempre he valorado y procurado el aprendizaje y el crecimiento personal, pero en el 2016 experimenté un cambio significativo en mi vida, algo que no había sentido en mucho tiempo. Y fue porque he procurado intencionalmente las disciplinas transformadoras del desarrollo de liderazgo como nunca antes (¡y eso que he caminado con Jesús por 50 años y pastoreado por 35!).

He empezado ir al seminario, un sueño de toda una vida. El año pasado, contraté a un mentor de vida y empecé a consultar un nutricionista y ambos trabajaron juntos. Al mismo tiempo, me involucré en clases de oración y transformación personal, trabajé con mi mentor para redefinir mis valores y evaluar mi estilo de vida y aun tomé pasos para asegurar que mi salud física honre a Dios. Ha sido una travesía increíble.

Es muy cierto que no nos convertimos automáticamente en un mejor discípulo y líder sólo con la edad, requiere de la práctica intencional.

¿Cómo puede un líder medir su crecimiento en esta área?

Para mí, mis tres medidas y marcadores para terminar bien son:

  1. ¿Estoy más enamorada de Jesús hoy que el año pasado para esta fecha?
  2. ¿Está aumentando y floreciendo el fruto del Espíritu en mi vida y es visible por otros?
  3. ¿Qué estoy reproduciendo en los que dirijo?

Primero, estar más enamorado de Jesús resulta en parecernos más a Él. Si en verdad somos personas empoderadas por el Espíritu, entonces el fruto del Espíritu será la mayor de todas las evidencias. Este fruto aumentará al vivir en la plenitud y el poder del Espíritu.

También recomiendo realizar una evaluación habitual de sus conocidos. Peter Scazzero, quien escribió The Emotionally Healthy Leader, dice que uno no puede crecer espiritualmente más allá de lo que hemos crecido emocionalmente.

Cuando veo un líder poco saludable dejando continuamente una fila de gente lastimada a su paso, me dice que es un líder que no ha atendido su propia alma—y otros están siendo afectados por ello.

Nosotros reproducimos lo que somos. Nuestro estilo de liderazgo es moldeado por nuestra integridad personal o la falta de ella.

Pregúntese a sí mismo: ¿Están floreciendo las personas que dirijo? ¿Qué estoy cultivando en ellos? ¿Se está expandiendo o disminuyendo mi influencia? ¿Qué piensan otros de Jesús y de Su iglesia después de estar conmigo?

¿Cómo pueden recordarse los pastores de involucrarse en el desarrollo de las personas, y no sólo en el desarrollo del ministerio o programas?

Hace años escuché a Daniel A. Brown decir: «No usamos a la gente para hacer la obra, usamos la obra para formar a la gente (discipular)». Yo entonces decidí siempre examinar mi motivación al liderar: El ministerio trata de discipular gente. Hay que desarrollar a la gente para ver la obra.

Ahora, si uno enseña habilidades a la gente, pero no moldea su corazón, no están siendo preparados para el éxito en la vida o el liderazgo.

Si uno se enfoca en sus corazones, pero no le enseña cómo pensar de forma crítica, serán arrastrados por todo viento de cambio.

Si uno le enseña a pensar, pero no se les da una serie de habilidades, se frustrarán en el liderazgo cuando las teorías no se traduzcan en la práctica.

La meta de Dios para los que equipan es clara en Efesios 4: que la iglesia madure, que no le falte nada, estar «a la medida de la estatura de Cristo». Como resultado, que el cuerpo entero «crezca y se edifique en amor» mientras cada uno hace su parte.

¿Cómo se ha simplificado la Oficina de la Iglesia Nacional (NCO) en el enfoque de estos objetivos?

En la Conexión Cuadrangular 2014 en Dallas se confirmó la dirección de Re-imagina a la Cuadrangular y se establecieron los Objetivos Misionales de nuestro movimiento: (1) Desarrollo de Liderazgo, (2) Transformación de Iglesias (salud) y (3) Multiplicación de Iglesias.

El equipo de nuestra oficina de la NCO consiste ahora de dos asistentes que trabajan con la supervisora general y los distritos, y dos asistentes más que sirven a los ministerios remotos de capellanes, salud de liderazgo, educación y formación. Cada uno de estos ministerios basados remotamente son específicos a la salud y desarrollo de liderazgo.

Las oficinas de distrito ahora enfocan sus esfuerzos en los tres Objetivos Misionales, y este cambio paradigmático está empezando a ganar impulso. Los supervisores están empezando a conectar a los pastores para que sueñen juntos sobre la colaboración en una visión colectiva. Tenemos disponible un entrenamiento excelente, la mayor parte del cual está tomando lugar a través de iglesias locales. Los pastores se están aconsejando y entrenando unos a otros, las iglesias se están juntando y adoptando reinicios y levantando nuevas plantaciones y ahora una comunidad de cuidado y conexión se está re-estableciendo.

Todo comienza con el desarrollo de liderazgo, teniendo líderes saludables y en crecimiento. Entonces veremos números exponenciales de ministros floreciendo y la multiplicación de iglesias saludables.

¿Cómo ve la colaboración del desarrollo de liderazgo e instituciones como Life Pacific College?

En Life Pacific College (LPC), ellos entienden que el liderazgo del futuro, lo que llamamos ministerio, va más allá del púlpito. Están entrenando a cada estudiante como ministro, y que este ministerio se lleve a cabo en muchas formas diferentes.

Estoy agradecida de tener un número creciente de oportunidades educativas en la Cuadrangular. Además de la LPC en California, muchas de nuestras iglesias locales tienen institutos, pasantías y residencias. Tenemos Ignite Academy en la costa este de los EE.UU., True North Academy en la región central e incluso universidades, seminarios y conferencias afiliados en nuestros distritos. Los distritos se están conectando con LPC en cohortes para cursar en el Masters of Strategic Leadership (MASL), establecidas en varias regiones.

Incluso estamos proveyendo una variedad de cursos en línea a través de Canvas, nuestro sistema de gestión de aprendizaje, que es gratis para todos los ministros Cuadrangulares con credenciales.

No he visto este nivel de interés en la educación continua desde que he estado en la Cuadrangular y estoy bien entusiasmada en lo que estamos experimentando como resultado.

El seminario al que estoy asistiendo le dijo a mi cohorte: «Si no están más enamorados de Jesús al graduarse, hemos fracasado». Esta es la meta de la educación: No sólo tener más conocimiento, sino crecer como amantes de Dios y líderes en Su iglesia.

¿Cómo se integra este Objetivo Misional en el futuro de la Cuadrangular y en el cumplimiento de nuestra misión como parte de la Iglesia de Cristo?

Mi esperanza y oración es que a la Cuadrangular sea conocida como la tribu a la cuál pertenecer si quiere que inviertan en usted, estar conectado y formar parte de un movimiento floreciente de líderes en crecimiento y multiplicado que impactan al mundo con el evangelio.

He tomado el término «deliberadamente en desarrollo» de un nuevo libro titulado An Everyone Culture de Robert Kegan y Lisa Lahey. Creo que esto es lo que Jesús llamaría «hacer discípulos» y es lo que Él modeló durante todo Su ministerio.

Si llegamos a ser conocidos por esto, por estar «deliberadamente en desarrollo» tendremos más misioneros, plantadores de iglesias, pastores y ministros en nuestra comunidad que jamás hayamos soñado. Lo mejor de todo, es que estarán floreciendo, siendo influyentes, viviendo efectivamente y proclamando el evangelio, haciendo discípulos de todas las naciones.

Encuentra oportunidades para el desarrollo de liderazgo

¿Busca aprender más acerca del desarrollo de liderazgo? Escoja uno de estos libros recomendados por Tammy Dunahoo: Summoned to Lead por Leonard Sweet; Making Room for Leadership por MaryKate Morse; Staying Power por Ken L. Roberts; The Foursquare Pastor por Jim Hayford; y An Everyone Culture por Robert Keegan y Lisa Lahey.

es la directora de salud + desarrollo del líder para La Iglesia Cuadrangular
Anuncio

Deja un comentario