Ted Vail
Ted Vail, director of Foursquare Missions International

Estamos viviendo en el mejor momento si queremos cumplir la comisión de Jesús de «haced discípulos de todas las naciones» (Mateo 28:19, RV60), asegurándonos de que todos tengan la oportunidad de experimentar el amor de Dios.

Foursquare Missions International (FMI o Misiones Cuadrangulares Internacionales) se encuentra en un lugar único, en parte porque empezó con la creencia de que el hombre o la mujer local podía llevar el evangelio a su propio pueblo.

Llamamos a esta misionología las Cuatro Etapas del desarrollo nacional de la iglesia, siguiendo el modelo que vemos en la Biblia. Enviamos misioneros para alcanzar y discipular a los locales; estos locales luego se convierten en líderes, ellos establecen iglesias, y esto crea movimientos dentro de nuestro movimiento Cuadrangular.

Lo que coloca ahora a FMI en un lugar tan emocionante es que tenemos una fuerza global de líderes y obreros nacionales. No sólo es la iglesia de los EE.UU. la que está haciendo esto. Es un movimiento global alcanzando al mundo juntos.

Alcanzando a los No Alcanzados—¡Esto te incluye a ti!

Cuando Jesús estaba en Samaria, dijo, (parafraseando Juan 4:35): «¿No dicen ustedes: aún faltan cuatro meses para la siega? Pero he aquí yo les digo: Alcen los ojos y miren los campos, ahora es el tiempo». Es interesante que esto lo dijo en Samaria. Estas eran personas que los judíos no veían ni siquiera como una cosecha legítima, pero Cristo dijo que estaban listos y que Sus seguidores debían «alzar sus ojos» ante las posibilidades.

Foursquare Missions International (FMI o Misiones Cuadrangulares Internacionales) se encuentra en un lugar único, en parte porque empezó con la creencia de que el hombre o la mujer local podía llevar el evangelio a su propio pueblo.

Llamamos a esta misionología las Cuatro Etapas del desarrollo nacional de la iglesia, siguiendo el modelo que vemos en la Biblia. Enviamos misioneros para alcanzar y discipular a los locales; estos locales luego se convierten en líderes, ellos establecen iglesias, y esto crea movimientos dentro de nuestro movimiento Cuadrangular.

Lo que coloca ahora a FMI en un lugar tan emocionante es que tenemos una fuerza global de líderes y obreros nacionales. No sólo es la iglesia de los EE.UU. la que está haciendo esto. Es un movimiento global alcanzando al mundo juntos.

Alcanzando a los No Alcanzados—¡Esto te incluye a ti!

Cuando Jesús estaba en Samaria, dijo, (parafraseando Juan 4:35): «¿No dicen ustedes: aún faltan cuatro meses para la siega? Pero he aquí yo les digo: Alcen los ojos y miren los campos, ahora es el tiempo». Es interesante que esto lo dijo en Samaria. Estas eran personas que los judíos no veían ni siquiera como una cosecha legítima, pero Cristo dijo que estaban listos y que Sus seguidores debían «alzar sus ojos» ante las posibilidades.

De la misma manera, vivimos en un momento en el que podemos llevar el evangelio a aquellos que son diferentes a nosotros, cruzar fronteras y participar en el ministerio transcultural. Dios ha traído las naciones a nuestras costas en forma de estudiantes, refugiados, inmigrantes y trabajadores. Es como si el Señor está diciendo, «Confió en que ustedes buscarán alcanzarlos si se los traigo».

Dios está confiando en nosotros y dirigiéndonos a que todos estemos en mission juntos. Esto no se trata solamente de misioneros de élite haciendo la obra «en algún lugar». No me malinterprete—todavía necesitamos misioneros y ministerios apostólicos, catalíticos y transformadores de naciones, pero también necesitamos transformadores de vecindarios.

FMI es su departamento de misiones. Nuestro éxito consiste en ayudarle a usted a llevar el evangelio a todos. Usted es necesario—como iglesia, como pastor, como persona—para participar con nosotros en las misiones alcanzando a las naciones.

Asociándonos como una Familia Cuadrangular Global

Estoy tan agradecido por lo que Dios ha hecho en este movimiento, de permitirnos estar en un tiempo de crecimiento. Pero sólo funcionará si lo hacemos juntos, con una asociación verdadera.

Si vemos en Filipenses, la asociación consiste en la unión de los creyentes en la oración, en dar y en apoyar a los obreros que de otra manera no podrían sostenerse por sí mismos y en ir al mundo como misioneros. Cada uno de nosotros tiene la oportunidad de poner nuestras vidas en el plato de la ofrenda, diciendo, «Aquí estoy. Envíame a mí». (Isa. 6:8, NTV)

Entonces, aquí hay buenas noticias y malas noticias: Estamos limitados. Ninguna persona es apóstol de todo. Dios nos ha diseñado no solo como individuos sino como iglesias para necesitarnos el uno al otro. Si vamos alcanzar al mundo, si vamos alcanzar su vecindario, será por el resultado de la asociación.

Imagínese que un grupo de personas se muda a su vecindario, pero usted no está seguro de cómo alcanzarlos. Ahora imagínese que usted tiene a su disposición los recursos de un movimiento global que ya está alcanzando a ese mismo grupo.

Nuestros misioneros de FMI son extensiones de su iglesia local. Ellos ministran de manera transcultural por todo el mundo. Están disponibles para contestar sus preguntas sobre cómo alcanzar a las personas en su vecindario.

También ellos son clave para que podamos adjudicar estratégicamente del fondo catalítico de Misiones Globales de FMI, el cual se enfoca en los no alcanzados y en la asociación estratégica con nuestra familia Cuadrangular global. Depende de la generosidad de las Iglesias Cuadrangulares, el 100 por ciento de este fondo va a parar al campo. Incluso se usa para cubrir a obreros en áreas de las que no podemos hablar—países donde pudiésemos pensar que «probablemente el evangelio no pueda llegar a ese lugar».

Buscando Medios Creativos para las Misiones de Hoy

Lo que estamos viendo es que muchas puertas para las misiones tradicionales a nivel global se están cerrando. Así que estamos buscando de maneras creativas de llevar el evangelio por medio de personas que quizás no sean los típicos ministros entrenados o misioneros sostenidos.

Foursquare Disaster Relief ayuda a la gente en crisis, sirviendo por medio de iglesias Cuadrangulares locales que tienen presencia en los lugares donde golpea el desastre. Business As Mission (BAM, o Negocios Como Misión) provee una manera a los profesionistas de negocios para llevar el evangelio a personas influyentes dentro del país.

Estamos viendo a más estudiantes en misión, estamos viendo la inmigración como misión. Las puertas a las misiones tradicionales se podrán estar cerrando de alguna manera, pero estamos viendo a Dios abrir puertas en nuevas áreas.

Orando para Hacer Retroceder las Tinieblas

Cuando observo la lista de los grupos no alcanzados del pasado y que ahora tienen el evangelio por medio de las misiones Cuadrangulares, todos tienen una cosa en común: Han experimentado un milagro o una demostración del Espíritu Santo.

Por supuesto que los recursos, obreros y fondos son importantes, pero lo primero que necesitamos es un enorme avance en oración. Cuando vamos por los no alcanzados, estamos realmente derribando fortalezas de las tinieblas.

Sin esta asociación de oración, de todos nosotros juntos, alcanzar a los no alcanzados nunca ocurrirá. Así que, ¿puedo pedirle que ore? Ore por las naciones. Hemos sido llamados a alcanzarlas, ya sea en el extranjero o en nuestro propio vecindario.

¿Podemos Estar en la Misión de Dios Juntos?

A la luz de esta comisión, necesitamos de su asociación en el evangelio en todos los niveles. En tiempo de cosecha, todos tienen trabajo. En FMI queremos ayudarle a cumplir la Gran Comisión en su propio contexto. Es más grande que nosotros, pero no más grande que Dios. Háganos saber cómo le podemos ayudar. Juntos, podemos alcanzar al mundo.

Por: Ted Vail es director de Foursquare Missions International y vice presidente de operaciones globales de La Iglesia Cuadrangular.

es vicepresidente de operaciones globales.
Anuncio

Deja un comentario