This article is archived. Some links and details throughout the article may no longer be active or accurate.

El mensaje principal que el apóstol Juan, amigo cercano de Jesús, aprendió de su tiempo con el Señor fue: “Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él” (1 Juan 1:5, RVR 1960).

En otras palabras, Dios es bueno – completamente bueno. Si la gente pasase años en el ministerio con usted y conmigo, ¿sería acaso este el mensaje de Dios que resaltaría para ellos?

En el Salmo 145, David habla de cómo comunicar nuestro testimonio de Dios a la próxima generación y al mundo. Su deseo es que celebremos la “inmensa bondad” de Dios y que proclamemos: “Bueno es Jehová para con todos: y sus misericordias sobre todas sus obras”. (Salmo 145:4-9, RVR 1960).

Si la bondad de Dios es el mensaje que hemos de pasar a otros, muchas vidas serán transformadas.

Puntos de Oración

  • Ore que el Señor nos conceda gustar de su bondad y que su gracia sature nuestras vidas, corazones, almas y mentes.
  • Ore que nuestros ministerios reflejen la bondad de Dios.
  • Ore que la próxima generación sea inspirada por la bondad de Dios.
  • Ore que nuestras ciudades y comunidades sean testigos de la bondad de Dios por medio de cómo nosotros nos conectamos a ellos y les proclamamos el evangelio.

Descargue la Guía de Oración →

es el moderador del Comité de Misiones Compartidas (Shared Missions) del Concilio Global de La Iglesia Cuadrangular.
Anuncio

Deja un comentario