Ted Vail
Ted Vail, director of Foursquare Missions International

La paciencia es fruto del Espíritu. Como fruto, esto significa que una semilla se tiene que sembrar. Esas semillas necesitan tiempo para crecer, y conlleva un periodo de espera hasta que el fruto esté listo para comerse.

Irónicamente, descubro que cuando estoy luchando por esperar en el Señor, a menudo es Él quien me ha estado esperando. Una de las mejores maneras de cultivar semillas de paciencia en nuestras vidas es considerar al Señor y su paciencia para con nosotros.

Isaías 40:31 describe un tipo de espera activa, como la de un camarero en un restaurante, uno que está atento y listo para responder en todo momento. Imagínese si considerásemos esperar en el Señor como un acto de obediencia, listos para lo que tenga para nosotros. Este corazón de disponibilidad a obedecer permite que las semillas de la paciencia crezcan hasta ser el fruto de la persona paciente que Dios nos ha llamado a ser.

Puntos de Oración

  • Pídale al Señor que le enseñe a esperar en Él.
  • Pregúntele si Él lo está esperando en algo, y por valor para obedecer.
  • Pídale que levante el fruto de la paciencia en usted, y que usted sea paciente con otros, así como Él es paciente con nosotros.

Descargue la Guía de Oración →

es vicepresidente de operaciones globales de La Iglesia Cuadrangular y director de Misiones Cuadrangulares Internacionales.
Anuncio

Deja un comentario