¡Se acerca la temporada navideña! Es ese momento maravilloso en el que hacemos espacio adicional en nuestros corazones, hogares e iglesias. Para la familia Vail, es hora de revisar en nuestros roperos y garaje para encontrar sillas de más y una extensión de mesa porque … ¡siempre hay espacio para una persona más! 

Es con ese mismo espíritu que nosotros, como familia Cuadrangular, nos unimos este año de una forma que no podemos hacer solos; una forma que pueda extender nuestra gran mesa de hospitalidad a todas las naciones para que más personas, incluida nuestra propia familia global, tengan algo para comer y puedan compartir la luz y el amor de la Navidad en sus comunidades.

 

Por eso estoy tan emocionado con el proyecto navideño de este año. Es un proyecto en conjunto entre Foursquare Disaster Relief (FDR) y Misiones Cuadrangulares Internacionales (FMI) para unirnos para salvar vidas, extender el evangelio y ayudar a los más vulnerables en el nombre de Jesús. Queremos proporcionar comidas a quienes viven en las regiones y naciones más afectadas donde hay hambre e inseguridad alimentaria.

La inseguridad alimentaria simplemente significa que la gente no sabe de dónde vendrá su próxima comida. La cantidad de personas a nivel mundial en esta situación se ha disparado en los últimos dos años a 811 millones en todo el mundo, ¡eso es un aumento de 161 millones tan solo en los últimos dos años!

COVID-19 ha jugado un enorme papel en esto, afectando empleos, cadenas de distribución de alimentos, economías e incluso la capacidad de los pastores para ganarse la vida a través de las ofrendas de las reuniones de la iglesia. Sin embargo, más allá de esto, la persecución también va en aumento, ya que los cristianos son marginados en la distribución de alimentos, junto con los desastres globales, las crisis de refugiados y las hambrunas.

Es nuestro tiempo de dar un paso al frente y ayudar.

Esto es lo que me encanta de FDR y de este proyecto con FMI y La iglesia Cuadrangular a nivel mundial. FDR no es una organización independiente de socorro. Trabaja con y a través de FMI y la iglesia local en el terreno. ¿Quién conoce mejor el vecindario y el contexto? ¿Quién es la presencia a largo plazo que ha existido y estará allí en el futuro? La iglesia local es el mejor punto de respuesta a la necesidad y la crisis en una comunidad, ya que comparte con todos en el nombre de Jesús; sin condiciones–tan sólo adjuntando esperanza.

¡El Comisariato sigue abierto!

Esto no es nada nuevo o innovador en la Cuadrangular; ha existido desde el Comisariato fundado por Aimee Semple McPherson, en el que este brazo de compasión llevó a una iglesia local, Angelus Temple, a satisfacer las necesidades de una ciudad que sufría los amargos dolores de la Gran Depresión. Desde entonces, los misioneros de FMI e iglesias a nivel mundial, y los distritos e iglesias a nivel nacional, también responden regularmente. «El socorro como misión» no separa nuestros esfuerzos de socorro, sino que demuestra las palabras del evangelio que compartimos.

Entonces, esta Navidad, hagamos algo maravilloso juntos que no podamos hacer solos: salvar vidas del hambre y la inseguridad alimentaria, traer esperanza en el nombre de Jesús a nivel mundial y extender esa mesa de hospitalidad a través de la iglesia local en todo el mundo. Ya sea que un individuo compre una comida para una persona, o que una iglesia se reúna para comprar 10,000, ¡ampliemos nuestra gran mesa familiar en el nombre de Jesús!

Dar a Foursquare Disaster Relief

Para más información visite el sitio web de Foursquare Disaster Relief, solo disponible en inglés.

es vicepresidente de operaciones globales.
Anuncio

Deja un comentario