Wendy Nolasco

Durante un reciente viaje, nuestro grupo caminaba hacia nuestro destino en el centro de la ciudad cuando un fuerte zumbido captó mi atención. Un abejorro estaba volando por encima, zigzagueándose, encontrando su camino en el patrón de vuelo más tortuoso posible. Me acordé del folklore de que el abejorro no debería poder volar, que desafía las leyes de la aviación.

La metáfora suena a verdad para ti y para mí. Esta temporada más reciente de liderazgo ha sido una temporada del tipo abejorro—usted ha hecho, y continúa haciendo, lo que desafía las probabilidades. Han servido, extendido y sembrado con generosidad extravagante en sus comunidades y a sus congregaciones. ¡Estamos tan orgullos de los líderes que ustedes son! Hebreos 10:35 ha estado al frente de mi corazón para ustedes: “Así que no pierdan la confianza, porque esta será grandemente recompensada.” (NVI). O como otra traducción lo pone: “No pierdan la valentía” (PDT). 

Como Martín Ruarte, supervisor del Distrito Hispano Nacional, comparte: “Estamos viviendo en un tiempo histórico para la familia Cuadrangular. Es emocionante saber que serviremos juntos al Señor, empoderando a todas las generaciones e impactando al reino de Dios más allá de nuestro contexto y cultura, dentro y fuera de los Estados Unidos”. 

Nuestra oración es que usted sea lleno de valor y no pierda la esperanza en los días venideros. Que su vida sea llena del Espíritu de Dios que es derramado de manera fresca sobre su vida. Al embarcarnos en esta próxima temporada como familia, nuestro equipo está preparado para avanzar juntos. Estamos “cambiando nuestra cultura sin cambiar nuestra identidad”, añade Martín.

“Sabemos que servir como ministros del evangelio tiene sus desafíos”, comparte Antonio Sims, supervisor del Distrito Central (Central District), “pero usted no tiene que hacerlo solo. Deseamos asociarnos con usted para proveer cuidado, conexión y colaboración, para que pueda gozosamente cumplir su llamado de parte de Dios”.  

Dave Edler, supervisor interino del Distrito Noroeste (Northwest District), nos recuerda: “¡No es genial saber que Jesús es el mismo—ayer, hoy y por siempre! Las Buenas Nuevas que hemos sido llamados a predicar siguen siendo transformadoras”. 

“Estamos posicionados estratégicamente para un tiempo como este”, declara Chanda Crutcher, supervisora del Distrito Atlántico (Atlantic District). Haciendo eco a sus palabras, Billy Calderwood, supervisor del Distrito Oeste (Western District), añade: “Como líder Cuadrangular, usted tiene una visión poderosa de compartir las Buenas Nuevas y servir a la gente en su contexto único. Que al asociarnos unos con otros, Dios ‘te conceda lo que tu corazón desea; que haga que se cumplan todos tus planes’ (Salmo 20:4, NVI)”.

Mientras continúa sirviendo a su comunidad de fe, dando toda su vida a la obra del ministerio, queremos expresarle nuestra gratitud a Jesús por su vida, que usted no pierda el valor, sino que aumente en esperanza, moviéndose en unidad y construyendo hacia el futuro. 

“Un corazón, una visión, construyendo generaciones juntos”, añade Sheldon Lacsina, supervisor del Distrito Pacífico (Pacific District). “En esta nueva temporada juntos, gracias a Dios, algo que nunca cambia es que ‘Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos’ (Hebreos 13:8, RV1960)”.

Al posicionarnos para el siguiente tramo del viaje: ‘Que te conceda lo que tu corazón desea; que haga que se cumplan todos tus planes. Nosotros celebraremos tu victoria, y en el nombre de nuestro Dios desplegaremos las banderas” (Salmo 20:4-5, NVI).

O, en términos más sencillos, que pueda usted tomar vuelo como un abejorro y desafíar las probabilidades al hacerlo.

es la directora principal de misión y la supervisora general de La Iglesia Cuadrangular.
Anuncio

Deja un comentario