Clave para nuestro plan distrital son los roles de pastores regionales y de área. Vemos estos roles como el sistema de entrega para el alcance del liderazgo en la conexión y cuidado a los distritos, y son esenciales para la vida vibrante que caracteriza a la Cuadrangular.

Los pastores regionales son una extensión del equipo de supervisión, ayudando a sostener una visión y cultura en común. Tienen sus ojos puestos en el contexto más amplio del distrito mientras aprovechan un área enfocada o una esfera de experiencia. El rol del pastor regional es estratégico, catalizador y altamente empoderado, ayudando a sostener y dar forma a nuestros objetivos misionales y su implementación dentro de la geografía del distrito.

Los pastores regionales son expansionistas concentrados en la Multiplicación de Iglesias, el Desarrollo de Liderazgo, la Salud del Líder + Iglesia, lo Multiétnico,  NextGen y las Mujeres en Liderazgo Ministerial. Ellos participarán en entrenamiento y equipamiento colaborativo anual por toda la La Iglesia Cuadrangular Estadounidense y continuarán cumpliendo su rol según está descrito en el Estatuto 8.3. Estos líderes servirán a los pastores de área, que están en proximidad geográfica más cercana a ustedes, nuestros líderes locales.

“Los pastores de área son constructores de comunidad esenciales entre nuestros pastores y líderes emergentes”, observa Mark Slomka, supervisor asociado del Western District. “Ellos pastorearán, discipularán, mentorearán y proveerán recursos a nuestros pastores principales y a líderes emergentes, como parte del equipo distrital más amplio, empeñándose en multiplicar la presencia del reino de Dios en el área en que sirven”.

Los pastores de área están enfocados relacionalmente en el cuidado y la oración por nuestros líderes dentro de una proximidad geográfica. Este estrato de liderazgo es el más cercano en proximidad física y geográfica, pero también un punto de contacto principal para nuestros líderes. Los pastores de área son proactivos en oración, cuidado, ánimo y conexión. Vemos estos estratos de liderazgo edificando uno sobre el otro, y expandiendo el ámbito y alcance del distrito hacia cada líder local.

“Aún usted, un líder, necesita a alguien que se preocupe por usted y sus necesidades, y que lo anime en su continuo desarrollo y crecimiento”. —Wendy Nolasco

Adicionalmente a estos roles, está la adición de nuestros pastores regionales de NextGen. Los pastores regionales de NextGen aprovecharán su liderazgo para proveer cuidado espiritual, personal y organizacional a nuestros distritos. Son representantes del distrito, sirviendo junto a nuestro equipo, y son responsables de ayudar a producir más líderes creciendo juntos en misión por medio del cuidado y desarrollo del líder.

A lo largo de este otoño, los supervisores están trabajando por medio de sus distritos para considerar los nombramientos de pastores regionales, de área y de NextGen regionales. Continuaremos alineándonos con nuestro objetivo de “más líderes creciendo juntos en misión”. Al llegar enero, los equipos de supervisión llevarán a cabo nuestro primer entrenamiento colaborativo para los pastores regionales Cuadrangulares de toda la Iglesia Cuadrangular de EE.UU..

Con las continuas demandas sobre los líderes locales, muchos de los cuales están sirviendo fielmente por medio de roles bi-vocacionales, estos ecosistemas relacionales pueden ser una agencia de recursos y ambientes relacionales para el ánimo mutuo y crecimiento.

Muchos han tenido preguntas sobre cómo ofreceremos sistemas de cuidado a la luz de los cambios durante el año pasado. Durant Kreider, quien es miembro del concilio del distrito y está trabajando de manera provisional en el cuidado pastoral y transiciones del Atlantic District, comparte que “los pastores de área les aseguraron que continuarán moviéndose a la velocidad de las relaciones aquí en Virginia, y que, aunque el equipo del Atlantic District tendrá nuevos rostros, el cuidado a nivel local continuaría siendo como ha sido anteriormente”.

Justo tras esta preocupación, estaba la difusión y aplicación prácticas durante una crisis de la vida real, y Durant observa: “aún en los tiempos más desesperados, la familia Cuadrangular sigue viva y bien, y todavía cuidando el uno del otro al nivel base. Creo que esto es un maravilloso ejemplo de cómo ilustramos el cuerpo de Cristo”.

Estas historias son cuando la Cuadrangular brilla más, cuando nos acercamos, continuamos luchando por la unidad en nuestros puntos esenciales y libertad en lo no esencial. Estamos en nuestro mejor momento cuando luchamos unos por otros, practicando el amor, la paciencia y la gracia.

es la directora principal de misión y la supervisora general de La Iglesia Cuadrangular.
Anuncio

Deja un comentario