Miles son salvos y bautizados en medio de la crisis en Venezuela

En Venezuela la gente está llegando a la fe en cantidades sin precedentes. La crisis humanitaria en curso en el país tiene a muchas personas recurriendo a lo único que puede ofrecer verdadera esperanza—Jesús.

Miles son salvos y bautizados

A tan solo 19 años de edad, cuando Enrique Villalba comenzó a pastorear una pequeña iglesia que estaba a punto de cerrar sus puertas, él no hubiera podido soñar lo que Dios tenía preparado para aquella pequeña congregación en 1994.

Hoy, la Iglesia Cuadrangular en Cumaná, Venezuela, consta de casi 6,000 miembros y sigue creciendo. Enrique y su esposa Ruth informan que la gente está llegando a la fe en cantidades sin precedentes. La crisis humanitaria en curso en el país tiene a muchas personas recurriendo a lo único que puede ofrecer verdadera esperanza—Jesús.

El evangelio está siendo predicado en las iglesias, como también en casi 600 grupos hogareños que se han abierto en medio de la crisis. Los apagones, los disturbios sociales, la enfermedad y desnutrición son solo algunas de las extensas consecuencias de que la economía haya colapsado en años recientes. La iglesia ha sido fundamental en proveer comida a las familias, pero especialmente, como resultado de los disturbios, la gente está hambrienta por más que solo comida. Hay un gran hambre espiritual entre tanta gente desesperada, y sus corazones están abiertos a recibir a Jesús.

Aunque muchos están huyendo de la ciudad de Cumaná y del país, muchos otros que han llegado a la fe se están quedando. Un poderoso mover de Dios ha estado extendiéndose por la iglesia en Venezuela; en mayo, casi 1,000 personas fueron bautizadas en las playas de Cumaná, y Enrique está planeando bautizar unas 3,000 personas—1,000 cada cuatro meses—en este próximo año.

Un poderoso mover de Dios ha estado extendiéndose por la iglesia en Venezuela. El Pastor Enrique Villalba está planeando bautizar unas 3,000 personas este próximo año.

Con tanta nueva gente llegando a la fe, el mayor desafío de Enrique es el desarrollo de líderes. Él anima a la familia Cuadrangular a orar, no solamente por la cosecha en Venezuela, sino también que nuevos líderes se levanten en medio de tan increíble expansión del reino.

Dios, quien ha atraído a tanta gente a Él por Su Espíritu, estará llamando a nuevos líderes a pastorear nuevos rebaños. Que cada uno responda en obediencia. La necesidad es grande pero nuestro Dios es más grande.

was founded in 1923 as a movement with a message on a mission.
Advertisement

Deja un comentario