Jim Scott Nombrado Misionero de Área de FMI para América del Norte

Jim Scott

Una importante transición de liderazgo para Foursquare Missions International (FMI, o Misiones Cuadrangulares Internacionales) se ha completado con el nombramiento de Jim Scott como misionero de área de FMI para América del Norte. Asume el papel de manos de Ted Vail, quien lo sucedió como director de FMI previamente este año.

En su nueva posición como uno de 11 misioneros de área responsables por supervisar y coordinar los esfuerzos de FMI en diferentes regiones del mundo, Jim estará trabajando con líderes de Canadá, EE.UU. y México para expandir y extender las misiones Cuadrangulares, y para llevar el evangelio a las naciones del mundo al igual que a grupos étnicos variados actualmente menos alcanzados por toda América del Norte.

Sus responsabilidades incluyen impulsar el ministerio a los grupos no alcanzados a nivel global y en la región, ayudando a  coordinar esfuerzos nacionales de misioneros Cuadrangulares que están siendo enviados desde otras partes del mundo y dando mentoría a obreros y líderes.

Como director de FMI por seis años y habiendo servido previamente como supervisor de distrito y pastor en los EE.UU., Jim trae consigo una rica mezcla de experiencia y una fuerte red de relaciones a su nuevo papel como misionero de área para América del Norte, integrada por los EE.UU., Canadá y México.

Jim es solo la segunda persona en ocupar el puesto, añadido a la lista de misioneros de área de FMI en 2001 en reconocimiento a la creciente diversidad étnica en los EE.UU. y los países limitrofes, la cual requería un acercamiento más misionero en la plantación y crecimiento de iglesias.

A modo de ejemplo, el perfil de la Cuadrangular en los EE.UU. ha cambiado marcadamente en los últimos 16 años, cuando solo una de ocho iglesias era étnica o multiétnica, hasta hoy día cuando una de cada cuatro lo son. Ha habido un crecimiento significativo en el número de iglesias hispanas y nuevas congregaciones entre las comunidades de inmigrantes.

«Esperaría que La Iglesia Cuadrangular fuese renovada en nuestra pasión por alcanzar a todas las personas «no alcanzadas» de todo tipo y por muchas razones», dijo Jim al asumir su nuevo papel, habiendo servido como director asociado de FMI desde la transición de lierazgo a Ted.

«Como parte de este pensamiento», Jim continúa, «los históricos movimientos de pueblos que estamos viendo hoy día debido a las guerras, agitamientos  nacionales y persecuciones políticas, religiosas y culturales están resultando en nuevos inmigrantes a los EE.UU., y con ello, oportunidades de compartir las Buenas Nuevas. Además, cientos de miles de estudiantes internacionales están asistiendo a nuestras universidades, proporcionando oportunidades de misiones y de alcanzar a los «no alcanzados» prácticamente en cada comunidad y ciudad».

Cuando los nacimientos de bebés no-blancos en los EE.UU. excedieron lo de los blancos en 2012, fue una señal de los «cambios radicales en la cultura» que están ocurriendo en la región, dice Ted, quien ahora es también vice presidente de operaciones globales. A la luz de esa tendencia, la amplia experiencia de Jim lo hace extraordinariamente calificado para el rol de misionero de área para América del Norte. «Alguien como Jim está bien calificado para realmente ayudarnos a movernos hacia el futuro», agrega Ted.

Mientras aplaude el actual ministerio de la Cuadrangular para América del Norte, Ted dice que hay campo para «enfocarnos más en misiones para la gente que actualmente no estamos alcanzando – y hay millones». Con la inmigración trayéndonos más personas de trasfondo musulmán y de otras creencias, «tenemos la oportunidad de alcanzar las naciones en nuestro vecindario».

Además de su nuevo papel como misionero de área, Jim seguirá desempeñando otras responsabilidades nacionales e internacionales, incluyendo el servir como miembro de los equipos ejecutivo y de la vice presidencia de la Cuadrangular de EE.UU., miembro sin derecho a voto de la Junta de Directores de la Cuadrangular, y también como parte de dos comités del Concilio Global. Él y su esposa, Melinda, con quien estará compartiendo el papel de misionero de área, también ayudará a proveer cuidado para los misioneros enviados, los que regresan y los jubilados.

«La integridad, liderazgo, vida y experiencias ministeriales, educación de Ted y su sentido del humor y habilidades comunicativas, así como sus dones, gracia y visión que tanto confirman la dirección del Espíritu Santo en él, han contribuido de conjunto a las oportunidades que ahora Melinda y yo tenemos en frente», afirma Jim, agregando que ellos «se han convertido en mayordomos de la confianza que Ted ha desarrollado con el liderazgo nacional y su expectativa de asociaciones del reino que serán mejor realizadas cuando cada nación esté enviando misioneros a todas las naciones».

Mirando al futuro, Jim dice que espera poder edificar sobre la asociación ya establecida con líderes en los EE.UU., Canadá y México mediante su previo papel como director de FMI. Esa conexión provee «el contexto para que el Espíritu Santo nos hable de nuevas oportunidades para la expansión del reino de Dios. Estamos apasionados juntos para que la gente escuche las Buenas Nuevas y respondan a Jesús».

Agrega: «Estamos comprometidos en hacer discípulos de todas las naciones y desarrollar lideres saludables y reproducibles que dirijan y sirvan a congregaciones que se reproduzcan. Deseamos que las congregaciones se asocien para lograr más como familia que lo que puedan lograr solas, lo que tiene que incluir el envió de obreros y misioneros dentro de sus naciones y alrededor del mundo».

is a freelance writer living in Santa Rosa Beach, Fla.
Advertisement

Deja un comentario