Glenn Burris Jr.

Cuando se trata de ser parte del reino de Dios, a menudo se nos olvida lo que es estar fuera de la gracia, la paz y el amor de Cristo.

Jesús se opone a la exclusión de aquellos que no están en nuestro círculo, como es evidenciado en Lucas 9. Después de que Juan le contó al Maestro que habían visto a un hombre usando Su nombre para echar fuera demonios, pero que se lo habían prohibido «porque él no es parte de nuestro grupo», Jesús contestó: «No se lo prohíban, porque quien no está en contra de ustedes, realmente está a favor de ustedes». (Lucas 9:49-50, TLA).

El mensaje implícito es: «¿Intentaste parar a alguien que liberase a una persona con ataduras porque ese alguien no era parte de nuestro grupo? ¡Tienes que estar bromeando!»

La perspectiva de los discípulos refleja la naturaleza humana imperfecta que aún sigue viva y presente en el día de hoy. Pero esta costumbre de ignorar a los de afuera contradice el ejemplo del Señor.

En Lucas 4, cuando Jesús llegó a la sinagoga por primera vez, cautivó a la multitud con Su sabiduría y con la proclamación de que había llegado a compartir buenas nuevas y aliviar el sufrimiento.

Pero entonces les recordó que durante una hambruna en Israel, Dios envió a Eliseo a la casa de una viuda en el Líbano. Y cuando la lepra llenó la tierra, el Señor solo sanó a un general sirio. El punto es: Él había sido llamado a llevar el mensaje del reino a todos—incluyendo a aquellos fuera de Israel.

¡Esa no fue una declaración popular! Lucas 4:29-30 describe cómo la multitud se llenó de ira y arrastraron a Jesús hasta la cumbre de la colina en las afueras del pueblo para despeñarle (pero Él pasó por en medio de ellos y se fue).

Compartiendo el Poder

¿No resulta interesante que los israelitas aclamaron a Cristo cuando quiso liberar a los cautivos, pero se airaron cuando les dijo que este mensaje saldría fuera de la nación?

Ceder autoridad es contrario a todos los sistemas de este mundo pero es la esencia del reino de Dios. Jesús dijo en Juan 18:36: «Mi reino no es de este mundo» (RV1960). Es un reino que se preocupa más en empoderar a la gente que enseñorearse de ellos. Se preocupa más por expresarle amor a otros que en usarlos para provecho personal.

Para replantear el mensaje de Jesús en Lucas 4:16-19, Él estaba diciendo que había venido a ayudar a la gente en estas cinco áreas:

  1. A los que carecen de lo básico
  2. A los que tienen ataduras
  3. A los que necesitan un milagro
  4. A las víctimas de acoso
  5. A los que están sumamente endeudados

El último punto se refiere al Jubileo de Israel, que se llevaba a cabo cada 50 años. Fue el diseño de Dios para presionar el botón del reinicio. Él sabía que, con el tiempo, la gente gravitaría hacia encarcelar a otros, endeudar a otros, esclavizándolos y tomando sus propiedades.

Dios aún está llamando a Su iglesia a superar la naturaleza humana y a edificar puentes para aquellos que están afuera de la iglesia para que también puedan ser liberados, para que puedan saber lo que es hallar la vida eterna en Jesús.

Liberando a los Cautivos

Las estadísticas muestran que el 93 por ciento de los cristianos no comparten su fe con otros. Es una tragedia cuando a los que están en el reino de Dios se les olvida lo que es estar afuera del mismo.

Edificar puentes.

Las buenas nuevas es que el más grande de adentro, Dios, se convirtió en el más grande de afuera por medio de Cristo, para que todos los de afuera pudiesen entrar.

Y no es que hay algo malo con estar adentro. El problema emana de la tendencia del grupo de adentro a mantenerlo como un grupo de adentro. Esto es cierto de La Iglesia Cuadrangular, donde solemos tratar a los ministros con credenciales como el grupo de adentro y a los que no están involucrados en el ministerio vocacional como los de afuera.

Esto es un error. Debemos ver el potencial de un laico, también, como un recurso para el reino de Dios, en vez de tratar de convertir al laico en otro ministro con credenciales.

Este artículo fue adaptado del mensaje de Glenn Burris Jr., en la Conexión Cuadrangular 2016 en Honolulu. Véalo en inglés.

sirvió como el presidente de La Iglesia Cuadrangular de 2009-2020.
Anuncio

Deja un comentario