Ruben Reyna

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”. (2 Corintios 5:17, RV1960)

La sanidad espiritual puede tomar muchas formas. Trabajando con un ministerio de discipulado, invitamos a gente con necesidad y los discipulamos para que se conviertan en miembros que pueden contribuir a la sociedad. Por medio de ese ministerio conocí a Peter y a Jenny.

Peter estaba involucrado en violencia de pandillas y estaba en prisión. Era adicto a las drogas y el licor. Nadie confiaba en él. Ahora es un conductor de entregas sirviendo a las prisiones donde solía estar encarcelado. Dios hizo milagros en su vida, y él está casado con una mujer de Dios y tiene dos hermosas hijas. Muchos miembros de su familia han llegado a conocer a Jesús, y él y su esposa trabajan en el ministerio infantil los domingos.

Jenny vino de una familia disfuncional. Su madre tenía depresión y su padre era un adicto a la heroína que entraba y salía de prisión. A los 11 años Jenny fue violada y huyó a una vida en las drogas. Intentó suicidarse varias veces. Ingresó a un hogar para mujeres y aprendió sobre Jesús. Él liberó a Jenny de su adicción a las drogas y de sus pensamientos suicidas. Él rompió maldiciones generacionales. Ahora ella pone toda su confianza en Jesús.

Tanto Peter como Jenny han experimentado sanidad espiritual y milagros y, en Cristo, se han convertido en “nuevas criaturas” (2 Corintios 5:17).

Oración + Reflexión

1. Pída al Señor un corazón compasivo y la capacidad de alcanzar a los más necesitados de su comunidad.
2. Ore que Dios le de las palabras para tocar los corazones de las personas que están sufriendo en su comunidad y por protección para las personas en circunstancias peligrosas.
3. Regocíjese y dele gracias a Dios por salvar a Sus “nuevas criaturas” del pecado y la tristeza.

pastor principal de Living Word Christian Center (Buena Park Foursquare Church) en Buena Park, California.
Anuncio

Comments

  1. Dios les bendiga. Gracias por este proposito de oracion y ayuno. Gracias por el testimonio, muy diciente y oportuno. Ya que mi hijo cayó en las drogas, cuando nosotros teniamos años de iniciar las misiones. Fueron años de sufrimiento, dolor y luchas. Pero el señor nos dio la victoria.

Leave a Reply to Alirio Cuenca Rodriguez Cancel reply